SALUD : alimentos que consumían los mejores guerreros de la antigüedad y cómo incluirlos en tu dieta

¿Te gustaría tener más energía y resistencia? Consumir semillas de chía, como los aztecas, o cebada, como los gladiadores, podría ayudarte a conseguirlo

¿Cuál era el secreto del poderío de los guerreros aztecas? ¿Cómo hacían los gladiadores romanos para ganar masa muscular y prepararse para entrar a la arena? Pues su alimentación fue fundamental para potenciar su resistencia y poderío. El portal de la revista “Men’s Health” nos cuenta cuáles eran los alimentos fundamentales en sus dietas. Además, te explicamos cómo puedes incluirlos en tu alimentación.

LOS AZTECAS Y SUS PODEROSAS SEMILLAS
Antes de la batalla, los guerreros aztecas solían consumir semillas de chía  para tener más energía y resistencia. Este “superalimento” se caracteriza por tener 100% más potasio que el plátano, 100% más fibra que cualquier cereal, 200% más hierro que la espinaca, 700% más omega 3 que el salmón, 800% más fósforo que la leche completa, entre otras grandes propiedades. Por otro lado, la quinua era también fundamental en la alimentación de estos combatientes.

Para recibir todos los nutrientes de las semillas de chía, consume una cucharadita diaria. El día anterior, en la noche, remoja en agua este alimento y por la mañana mézclalo con un jugo de frutas o con cualquier otro líquido, según explica Diana Plasencia, blogger de Oveja verde. Consumirlas antes de ejercitarte te ayudará a tener más resistencia.

LOS GLADIADORES Y EL SECRETO DE SUS MÚSCULOS DE ACERO
Los gladiadores romanos conseguían ganar masa muscular consumiendo una dieta rica en cebada. Además de potenciar la energía, este cereal ayuda a que el cuerpo produzca más vitamina K, la cual mejora la coagulación de la sangre.

“Men’s Health” recomienda incluir unos 50 gramos de cebada en sopas ricas en proteínas.

LOS VIKINGOS Y SU ARMA SECRETA  
La fuerza de los vikingos se debía en gran parte a su dieta, protagonizada por el arenque y la col rizada. Ambos alimentos contienen electrolitos capaces de mejorar la conductividad muscular. Además, la col se caracteriza por contener grandes cantidades de calcio, hierro y potasio.

Si no consigues arenques, puedes comer también sardinas, las cuales tienen propiedades similares. “Men’s Health” recomienda cocinar este pescado y la col rizada al vapor y servirlos junto a una vinagreta, ya que el ácido acético que esta contiene ayuda al cuerpo a absorber mejor los minerales. Preparar una ensalada utilizando estos ingredientes también es una muy buena opción.

 

Comments are closed.