10 razones por las que un hombre NO vuelve a llamar a una mujer

Hay una diferencia entre conseguir la primera cita y tener una relación. No es complicado lograr que un chico te invite a salir, el problema es que lo vuelva a hacer.

Tags:

10 razones por las que un hombre NO vuelve a llamar a una mujer

Si aún tienes dudas de por qué no te volvió a llamar a pesar de que consideras que la vez que se vieron estuvo genial y hasta terminaron de una vez en la cama, te damos algunas pistas de lo que los hombres detestan.

Estaban saliendo (o al menos eso pensaste tú), fueron un par de veces al cine, a a comer o a su casa a tomar algo tranquilo. De hecho la pasaron muy bien, congeniaron y para ti las cosas caminaban perfecto como para un relación.

Pero de pronto el muchacho en cuestión desapareció, ya no te llama, no te invita a salir, no te habla y cuando eres tú la que inicia la conversación él es bastante cortante. ¡¿Qué pasó?!

No puedes entender que pudo pasar porque según tú todo iba bien (o al menos eso parecía) y no puedes reclamarle absolutamente nada porque no son una pareja ni mucho menos, sólo estaban saliendo (o eso creíste tú). ¿Por qué pasa esto?

Estos pueden ser los errores que puedes haber cometido sin darte cuenta y que a él le molestaron.

Hablar de tu ex
Si no estás lista para salir con alguien más, no lo hagas. Hablar de lo mal que te trató tu ex, lo horrible que lo pasaste y lo fea que es su nueva novia no te gana puntos con tu prospecto.

Ahogarte en alcohol
Pide una bebida o dos de lo que quieras. Lo que no debes hacer es vomitar en el baño y esperar que te vuelvan a buscar.

Oler curioso
Tienes que oler bien en todo momento. Cumple con los requerimientos básicos como bañarte antes de salir y ponerte desodorante. El perfume nunca estorba (pero no te pongas toda la botella) y si tienes problemas de transpiración lleva un desodorante en la bolsa para retocarte de vez en cuando.

Ni política ni religión
En la primera cita como en la mesa es de mala educación discutir acerca de estos temas. A menos de que por su plática le encuentres tendencias anti-semitas evita hablar de estas cosas hasta que lo conozcas mejor.

Contestar el celular o mandar mensajes de texto
Si nadie está internado, tu casa no se está inundando o tu perro no se tragó el kit de agujas de tu mesa de noche, no contestes el teléfono. Pocas cosas en una primera cita son más molestas que tratar de hablar con alguien que está hablando con alguien más por mensaje.

No comas como cavernícola
Si tu prospecto ya cometió el monumental error de llevarte a comer costillas BBQ en tu primera cita, trata lo más que puedas de no parecer payaso para el final de la cita. Haz buen uso de la servilleta y ríete del desorden para que él sepa que no es tu forma habitual de comer.

Tratar mal a los meseros
Pon especial atención en tratar bien a los demás. Sonríe a los valets, agradece a los meseros y, a menos de que seas vegetariana y te lleguen con un Rib-eye en lugar de tu ensalada, no regreses los platos. Como tratas a los demás dice mucho de quién eres.

Asumir que él paga
Lo más probable es que él pague tu cena, pero no lo debes asumir en la primera cita. Cuando llegue la cuenta al menos haz el esfuerzo de sacar tu cartera.

Criticar sus gustos
Si el hombre quiere cenar el salmón más caro de la carta y acompañarlo con una soda, ¡déjalo ser! No trates de darle lecciones de vida en la primera salida ni de “educarlo” en cuanto a sus decisiones.

Hablar de matrimonio
A ver, llevan unos meses como amigos y unas semanas saliendo. ¿En serio se te ocurrió deslizar la idea de casarte la primera vez que salieron? Si hablaste de cómo sería tu vestido, cuántos hijos querías tener, los nombres de las mascotas y la linda casa que te gustaría comprar con él…bueno, seguro lo asustaste.

Comments are closed.