A horas de vencer plazo, taxistas forman largas colas frente al Setame

Como se sabe, el registro de taxistas por la modalidad de servicios se inició en julio de 2013, razón por la que la Municipalidad ha reiterado que el plazo para cambiar de modalidad vence indefectiblemente hoy a la medianoche.

Tags: , , ,

A horas de vencer plazo, taxistas forman largas colas frente al Setame

A pocas horas de que culmine el plazo para el cambio de modalidad de taxi estación o taxi remisse a taxi independiente, cientos de taxistas formaron largas colas en las inmediaciones del Servicio de Taxi Metropolitano (SETAME) y pidieron ampliar el plazo para realizar los trámites hasta la quincena de febrero.

 “Nos dijeron que atenderían hasta la medianoche, pero a partir de esa hora han comenzado a repartir tickets para comenzar a atender a partir de las ocho de la mañana. Estamos muy contrariados, por lo que pedimos que se amplíe el plazo para regularizar nuestra situación hasta el 15 de febrero”, señaló uno de los 300 taxistas que pernoctó en la puerta del Setame, en el Cercado de Lima.

Como se sabe, el registro de taxistas por la modalidad de servicios se inició en julio de 2013, razón por la que la Municipalidad ha reiterado que el plazo para cambiar de modalidad vence indefectiblemente hoy a la medianoche.

“Los taxistas pudieron hacer sus trámites desde julio del año pasado, pero han esperado la última hora para completarlos. El plazo se vence el 15 de enero a la medianoche y no habrá prórroga. Es definitivo”, señaló la funcionaria municipal María Jara.

Hacen su agosto. Dice el viejo refrán: a río revuelto ganancia de pescadores. Y precisamente esta madrugada, fueron muchos los comerciantes informales que aprovecharon las largas colas en los alrededores del Setame para vender hasta su lugar en la “cola”.

Efectivamente, algunos sujetos, aprovecharon el pánico para vender su lugar en la cola hasta por cincuenta nuevos soles. Otros hacían su agosto ofertando cartones, plásticos y hasta ladrillos para que la espera sobre el duro cemento resulte menos incómoda. Quienes ofrecían comida tampoco se quedaron atrás y la papita con huevo literalmente rayó.

“Hay que aprovechar la presencia de tanta gente. Esto no es todos los días”, anotó una risueña comerciante de gasesosas.

Comments are closed.