Tutorial: Como hacer videos virales

Ohh la viralidad. Ese término que se ha vuelto tan común y tan buscado por los marketeros hoy en día nació como algo puro y sin ánimos de lucro: compartir. Hoy en día, publicistas y trabajadores del marketing invierten miles (localmente) y millones (mundialmente) para crear vídeos de marcas con contenido como webisodios, vídeos virales o comerciales extra largos (Nike es un maestro en esto). ¿Por qué? Para atrapar a las audiencias que ya han visto desplomarse las torres gemelas y terremotos en cada rincon del mundo con contenido autentico, inspirador y divertido. Y sobre todo, para compartir ese contenido con sus amigos.

Tags: ,

El “boca a boca”, redefinido.

El contenido con marca propia en un video sí funciona. Miren de ejemplo campañas foráneas como la de Old Spice, Nike, e incluso Al Fondo hay sitio (las canciones de Yoel en youtube). Si bien no he oído de marcas locales que hayan tenido un impacto así woooow wushhh en vídeo viral, estudios de afuera dicen que el impacto que tienen en la decisión de compra es total, o mejor dicho, la intensión de compra se incrementó en 110% comparado con aquellos usuarios que no vieron el susodicho video.

Aparte de mis trabajos usuales, también trabajo en una ONG que busca compartir su contenido con el mundo y considero que el área lo ha hecho bien para la cantidad de seguidores con los que cuenta. Y algo que dejan claro es que no quieren que solo vean el vídeo, sino que lo compartan, a pesar que a veces abusen del spam en Facebook.

Mientras algunos consideramos el vídeo viral un arte (ohh tigresa), otros creen que puedes meterle ciencia (y marketing) solapamente. Combinando un poco de ambos les dejo unos atributos en común que he percibido en varios vídeos y campañas que te servirán para ver que estrategias, tácticas y tipos de contenido debes incluir para ser la siguiente estrella de youtube.

1. Motivación psicológica para compartir

¿Qué nos motiva a compartir algo? Tres cosas: algo que nos da risa, algo que nos identifica o algo que queremos informar porque consideramos importante. En el primer caso, si algo nos da risa automáticamente queremos compartirlo con alguien para que se rían con nosotros. El humor, sin embargo puede ser bastante complicado de conseguir y no necesariamente es el mejor camino para lograr que tu marca venda más.

Algo que nos identifique está mucho más alineado a la tendencia actual de querer contar nuestra vida privada por Facebook. Con nuestro perfil, nuestros gustos, las series que vemos, los blogs que leemos, le decimos a la gente quienes somos, así que si quieres un video que llegue a muchos pregúntate que es lo que quieres decir de ellos. Tu mensaje debe ser claro y debe ser algo con lo que la gente quiera identificarse, lo cual puede variar desde tecnología, noticias, moda o lo que sea. Si la gente no quiere que se te asocie a ellos, entonces no compartirán tus videos. Ouch.

En cuanto a la información, pues es lo mejor de todo, siempre que sea interesante, vean nomás el vídeo de Numero Zero sobre la cachetada que se volvió tan viral en una sola noche que a la media hora estuvo al aire en las noticias y fue incluso comentado en medios extranjeros.

2. Facilidad para compartir

Todos conocemos al imponente Youtube, y su versatilidad para colocar contenido en línea y darnos a las estrellas de los vídeos virales como el chico Leave Britney Alone y el chibolo que se cayo a un río. No porque Youtube sea el más usado hay que dejar de lado a las otras páginas que también compiten como VodPod, Vimeo, Devour o Popscreen. Sin embargo, como facilidad para compartir localmente implica usar más que nada youtube, es mejor que de momento nos enfoquemos en ese.

3. Estrategia de envío de información

Si tu meta es hacer de tu vídeo uno viral, no empieces rogándole a la gente que te haga RT o que comparta tu vídeo. Lo más probable es que no lo haga. Puedes usar un poco de información del medio que te ayude con tu estrategia de distribución, con cosas tan simples como preguntarte qué sitios web hacen que el tipo de vídeos que tienes se compartan más, qué tipo de usuarios, a qué hora del día comparten contenido, y otras joyas del acoso. Todos estos factores deberían ser analizados antes que empieces a distribuir y te den una chance a pasar de un video que tus amigos comentan, a un video viral que el mundo comenta.

Una vez que tu campaña o vídeo este encaminado, verifica que sitios web son los que te generan mayor cantidad de “share” o compartir, que rangos de edades lo hacen, que género etc etc etc, de manera que enfoques tus recursos a aquellos que lo merezcan. Youtube, el rey en esto de lo viral, ofrece buenos análisis gratuitos, pero invertir un poco de plata en herramientas como vistas por minuto y porcentaje de “share” (perdonen, pero no puedo tradcirlo de otra manera) te da una idea general de que está ocurriendole a tu vídeo.

 

Comments are closed.