China tomó el control de la producción petrolera ecuatoriana

La sed de China por petróleo extranjero llegó a niveles nunca vistos: el control casi total de las exportaciones de crudo de Ecuador, según documentos a los que Reuters tuvo acceso. El petróleo es ahora garantía para su deuda externa.

Tags: , ,

China tomó el control de la producción petrolera ecuatoriana

En noviembre del 2012, el gerente general de la petrolera estatal Petroecuador, Marco Calvopiña, fue enviado a China para ayudar a conseguir 2.000 millones de dólares en financiamiento para el gobierno.

Las negociaciones, que incluían el compromiso de vender millones de barriles de crudo ecuatoriano a empresas estatales chinas hasta el 2020, se dilataron por días. Ansioso, Calvopiña amenazó con regresar. “Si los documentos de la Fase III de la transacción no son firmados en los próximos días no puedo permanecer en Pekín”, escribió en una carta confidencial al Banco de Desarrollo de China a la que Reuters tuvo acceso.

Pero en realidad Calvopiña no tenía más alternativa que esperar.

Sin acceso a financiamiento externo desde el incumplimiento del pago de 3.200 millones de dólares en deuda en el 2008, Ecuador ahora depende mucho de fondos chinos, que deberían llegar a cubrir un 61 por ciento de los 6.200 millones de dólares en financiamiento que el Gobierno necesita este año. A cambio, China podrá recibir hasta un 90 por ciento de las exportaciones de crudo ecuatoriano en los próximos años, un trato inusual en el diversificado mercado petrolero de hoy día.

“Este es un cambio importante y dramático”, dijo René Ortiz, un ex ministro de Energía de Ecuador y secretario general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo. “Nunca ha puesto el Ecuador su crudo como garantía para sus necesidades de deuda externa”.

REVENTA DE PETRÓLEO

Ecuador, un pequeño exportador de la OPEP, bombea alrededor de 520.000 barriles de petróleo por día (bpd), cerca de un 5 por ciento de la producción de Arabia Saudita. Pero el papel de China en la nación andina muestra que las petroleras del gigante asiático se están transformando en importantes operadores en mercados de energía al otro lado del planeta.

El petróleo que Ecuador vende a las empresas chinas puede ser revendido en cualquier parte. De hecho, menos de 15.000 bpd se quedarán este año en China. Buena parte del crudo ecuatoriano es revendido a Estados Unidos.
El presidente Rafael Correa, un socialista crítico del poder que las grandes petroleras occidentales y las operadoras privadas de energía tuvieron en el pasado en Ecuador, ha elogiado los acuerdos con China como un ejemplo de comercio exitoso entre dos aliados.

Pero Ortiz y otros críticos dicen que la dependencia de los créditos chinos en condiciones cada vez más desventajosas puede dañar la competitividad de Petroecuador, afectar la transparencia de una industria petrolera que representa la mitad de las exportaciones de Ecuador y distanciar al país de otros acreedores.

Contratos, presentaciones de las compañías y calendarios de embarques de crudo muestran cómo China llegó a dominar la comercialización de los 360.000 bdp exportados por Ecuador desde que su mayor petrolera, PetroChina , ofreció a Petroecuador los primeros 1.000 millones de dólares en financiamiento el 2009.

En abril del 2010, compañías chinas estaban recibiendo alrededor de una tercera parte de las exportaciones ecuatorianas de crudo. Un año más tarde, los volúmenes casi se habían duplicado. A mediados del 2013, empresas controladas por el Estado chino recibían un 83 por ciento de las exportaciones de petróleo de Ecuador.

Cuando fue anunciado el último préstamo en agosto, el monto del financiamiento que China prometió a Ecuador durante la presidencia de Correa llegó a casi 9.000 millones de dólares, equivalente a un 11 % del PBI ecuatoriano.

Alrededor de un 60 por ciento de esos envíos de petróleo son manejados por PetroChina, la segunda mayor petrolera de capital abierto del mundo detrás de ExxonMobil, y el brazo público de la matriz estatal China National Petroleum Corp (CNPC). La estatal Unipec, la unidad de comercialización de la gigante Sinopec Corp y otras compañías chinas se llevaron volúmenes menores, según los calendarios de embarques.

La creciente sed de Pekín por recursos naturales llevó a empresas chinas a ofrecer al menos 100.000 millones de dólares en financiamiento relacionado con petróleo alrededor del mundo.

Créditos son pagados con crudo

China ya controla crecientes volúmenes de crudo procedente de Venezuela, donde ofrecieron préstamos por al menos 43.000 millones de dólares. En Rusia los préstamos podrían superar los 55.000 millones de dólares, en Brasil son de al menos 10.000 millones y en Angola de alrededor de 13.000 millones de dólares.

En Ecuador, firmas chinas participan además en yacimientos petroleros y en un proyecto de refinería. La mayor parte de préstamos no otorga a China el control directo de los pozos, reservas u oleoductos. Los créditos son pagados con el dinero que resulta de las ventas del crudo de Petroecuador a las empresas chinas.

Clave

Los chinos compiten con grandes petroleras como Exxon. Desde el 2009 gastaron unos 100.000 millones de dólares en comprar yacimientos de petróleo y gas en América Latina. Este mes, PetroChina y su matriz CNPC acordaron comprar participaciones en tres yacimientos de petróleo y gas natural de Perú por US$ 2.600 millones.

Comments are closed.