Se quedan sin pantalla

Más de 30 series de tv han sido canceladas y la audiencia empieza a emigrar a Internet

Los grandes estudios de televisión estadounidenses invirtieron este año 10 mil millones de dólares en publicidad para el lanzamiento de series que han empezado a sufrir el desaire de un público que emigra a Internet.

Más de 30 seriales (de los cuales ocho se transmiten en México) han sido cancelados en lo que va del año por estudios como ABC, CBS y Fox, entre otros, aun cuando la inversión publicitaria se incrementó entre 7% y 9% con respecto al año anterior, de acuerdo con datos de Business Insider.

Un nuevo factor amenaza la permanencia de las series en tv: la llegada de plataformas en Internet como Netflix, Amazon y Aereo, por lo que el desembolso en publicidad comienza a verse como un gasto inútil por algunos analistas. The New York Times considera que “las nuevas tecnologías han hecho menguar las audiencias de las grandes cadenas de tele abierta”.

Otros estiman que las caídas de audiencia de estas cadenas se deben a las suscripciones al cable y advierten de que “el modelo está tan roto que un medio importante (News Corporation) ha amenazado con dejar de transmitir con el fin de salvarse a sí mismo”.

Las “víctimas” de estos cambios y de la demandante audiencia han sido series como Zero Hour, que debutó con apenas 1.4 millones de espectadores, uno de los niveles de audiencia más bajos, por lo que al tercer episodio fue retirada de la pantalla chica.

Luck, la serie protagonizada por Dustin Hoffman, nació con todo menos con suerte, pues no alcanzó a concluir su primera temporada; debido a los accidentes que sufrieron algunos caballos, fue cancelada y 35 millones de dólares de HBO se fueron al suelo.

La ABC suspendió 666 Park Avenue, que de 7 millones de espectadores en su premier bajó a 3.9 millones, suficientes para cancelarla. Last Resort, Family Tools y How to live with your parents tuvieron una media de 6.1 millones de espectadores.

Don’t Trust The B, Malibu Country y Happy endings sólo alcanzaron una media de 2.6 millones de espectadores.

Body of Proof, con Dana Delany no consiguió cifras por arriba de los 7.45 millones de televidentes en la tercera entrega y fue despedida.

La CBS se despidió de Golden Boy, que se estrenó el miércoles pasado en México; Made in Jersey, Partners y Vegas no engancharon al público.

Rules of Engagement perdió el interés de la audiencia tras siete temporadas con una abrupta caída de 14.8 millones de televidentes a 7.17.

The CW, 90210, Cult, Emily Owens, M.D., Ben and Kate, The Mob Doctor, The Cleveland Show, Go On, Futurama, Smash y Touch también se van.

La sorpresa fue la cancelación de CSI: NY, tras nueve temporadas, una de las franquicias más exitosas en spin-off que se despide después de que CSI: Miami lo hiciera el pasado año. “Es una pena que a mis compañeros de la serie les cancelen la suya y se queden sin trabajo. Supongo que será cuestión de corto tiempo que se consigan otro, sólo les deseo buena suerte y les ofrezco mi solidaridad”, comentó Eric Szmanda, quien interpreta en Greg Sanders en CSI: Las Vegas, la original que se mantiene con 13 temporadas.

Diego Reyes, analista de Mediando, empresa de comunicación, descarta que las cancelaciones se den por crisis de ideas en los guionistas televisivos.

“Ocurre de dos maneras, ya sea porque las series son canceladas de forma abrupta por sus cadenas, esto generalmente pasa antes de finalizar su primera temporada, o cuando arrancan anunciando que ésta será la última temporada”, explica, “es la forma más fácil de deshacerse de los programas que no les sirven a las cadenas, fue un riesgo calculado”.

Comments are closed.